Experimentan la posibilidad de alargar la vida de los perros

El perro es, desde hace muchos años, 'el mejor amigo del hombre'. Un título que estos animales se han ganado con creces. ¡Piénsalo! Nos hacen compañía, nos dan cariño, e incluso algunos se han convertido en una ayuda fundamental en el día a día de sus dueños, como en el caso de los perros guía o los terapéuticos. El problema para quienes entablan un vínculo emocional con su perro es que la esperanza media de vida de estos animales ronda los 10 años -algunas razas como el Bulldog menos (7años) y otras como el Beagle más (unos 15). Tener un perro implica asumir una pérdida, y el duelo para muchos no es muy diferente al de perder a un ser humano.

Pero... ¿Qué pensarías si te dijéramos que hay una sustancia que podría alargar la vida de los perros? De momento está en fase experimental pero a punto de hacerse realidad. Al menos eso es lo que espera conseguir un grupo de científicos norteamericanos en estos momentos y en Ocyco queremos compartir contigo lo que hemos leído en medios de divulgación científica.

Las sustancia que utilizan en este estudio es la denominada 'rapimicina'. Todavía es un gran misterio para la comunidad científica -que tras años estudiándola sigue sin tener claro cómo funciona- pero lo que sí han podido averiguar estos investigadores es que incide en el proceso de envejecimiento -retrasándolo- y ayuda a alargar la vida de determinados animales.

Pese a las cuestiones aún sin resolver, lo cierto es que la rapimicina ya se utiliza con frecuencia en los hospitales en calidad de medicamento inmunodepresor. Se usa, por ejemplo, en operaciones de transplante para evitar posibles rechazos del organismo o en el tratamiento de determinados tipos de cáncer. Debido a esas cualidades, en los últimos años se ha probado en laboratorios su eficacia como “rejuvenecedor” con la intención de alargar la vida o mejorar la calidad de la misma.

Hasta el momento se ha probado en gusanos, moscas de la fruta y ratones y se ha demostrado que realmente podría funcionar con esos fines. Porque en el caso de los ratones -el más trascendente para el ser humano por cuestiones biológicas- se consiguió alargar la vida de los roedores entre un 9 y un 14 por ciento en relación con los ratones que no recibieron el tratamiento. Pero los animales inyectados no sólo vivieron más tiempo sino que lo hicieron con una mejor calidad de vida: menos trastornos cardiovasculares, disminución de los problemas de memoria... ¡Y sin efectos secundarios!

En realidad, está demostrado que en dosis altas la rapimicina sí tiene ciertos efectos secundarios: puede producir aftas en la boca (pequeñas úlceras bucales incómodas pero poco preocupantes, por lo general), elevar el nivel de glucosa en sangre... Pero nada, en principio, que no se pueda controlar.

alargar la vida de los perros

Nuevo objetivo: ¡alargar la vida de los perros!

Antes de experimentar con humanos, los científicos responsables de esta investigación quieren probar su descubrimiento con perros. Según sus cálculos, el mejor amigo del hombre podría vivir cerca de 5 años más. Algo que a los amantes de los canes, siempre y cuando no haya posibilidades de sufrimiento ni riesgos de ningún tipo, nos parecería estupendo poder alargar la vida de los perros.

El experimento se está realizando en Seattle con 32 ejemplares de más de 6 años y funcionará de la manera habitual. A una parte de ellos se les administrará la rapamicina y a una cuarta parte se les dará placebo. El estudio se está haciendo con especímenes grandes exclusivamente porque son los perros que envejecen más rápido y, por tanto, será más fácil detectar los resultados. Todos son perros domésticos y siguen viviendo con sus dueños durante el tratamiento y no encerrados en laboratorios. ¡Esto nos parece muy importante!

No sabemos en qué quedará el estudio pero soñar es gratis y, desde luego, sería maravilloso poder alargar la vida de los perros y mejorar su salud. ¡Podríamos disfrutar unos años más de nuestra mascota! Aunque estas cosas ya se saben que van despacio, y habrá que esperar bastante tiempo hasta que termine el experimento. ¡Veremos qué sucede!

Comments

comments powered by Disqus